¿Cómo evitar la artritis? Caminar puede ser la solución




El dolor que causa esta afección puede llegar a ser tan fuerte que mantenerse en actividad física (incluso dentro de casa), puede llegar a ser un verdadero sacrificio.


Si bien el cuerpo de personas que sufren de artritis les pide sentarse y descansar entre cada paso, los investigadores han descubierto que caminar puede ser de ayuda no sólo para prevenir, sino también para recuperarse de algunos tipos de este trastorno.


Recientemente se efectuó un estudio con un grupo de personas con osteoartritis de rodilla que aún no sentían mucho dolor. Los investigadores descubrieron que los pacientes que caminaron 20 minutos al día se curaron completamente de su afección.


¿Cómo hacer una caminata para aliviar el dolor y otros síntomas?

Para quien ya está con esta condición en una fase más avanzada, caminar puede ser una ardua tarea. No podemos olvidar que esta es una de las enfermedades más incapacitantes que existen.


Sin embargo, no es necesario que la caminata sea muy larga para notar la diferencia. Veamos a continuación la forma correcta de hacerlo para eliminar el riesgo de perjudicar aún más las articulaciones:


1. Estiramiento

Es esencial que hagas algunos ejercicios de estiramiento antes de empezar a caminar para poder entrar en calor. Esto ayudará a preparar tus músculos y articulaciones para la actividad posterior.


2. Inicio lento y con poco esfuerzo

Es imposible salir de una situación de persona sedentaria a caminante enérgico en un abrir y cerrar de ojos.


Por eso, es recomendable que comiences lentamente, aumentando gradualmente la velocidad de acuerdo a las posibilidades de tu cuerpo; es muy importante que hagas un calentamiento completo antes de ir más fuerte.


Además, es recomendable que comiences con pocos minutos al día, ¡15 es un buen inicio! A medida que pasen los días, notarás que tu cuerpo aumentará la resistencia, por lo que podrás incrementar el tiempo a 20, 25 y finalmente 30 minutos.


3. Registrar, dispersar y repetir

Probablemente salir a caminar funcione para algunas personas, sin embargo, el entusiasmo podrá reducirse rápidamente. Es fundamental que establezcas metas y puntos de referencia, pues esto te mantendrá motivado(a) y en el camino.


Asegúrate de apegarte a este hábito que, sin lugar a dudas, cambiará completamente tu vida.


4. No temas respirar y sudar

Para saber si no estás exagerando y exigiendo demasiado de tu cuerpo, la mejor prueba es el llamado “test de la conversación”. Esta prueba consiste en ver si eres capaz de mantener una conversación mientras estás haciendo el ejercicio.


Si logras hacerlo, estarás en el nivel de intensidad adecuado. Si no lo logras, reduce la intensidad para no forzar demasiado tu corazón.


5. Relajarse luego de haber terminado

Luego que termines tu caminata, haz nuevamente un poco de estiramiento para relajar tus músculos.


Esto es tan importante como los ejercicios previos de calentamiento. No sólo te ayudará a evitar el dolor muscular, sino que también harán que tu corazón vuelva a su ritmo normal poco a poco.


Puedes esperar milagros… ¡pero sólo con el tiempo!


Está comprobado que el ejercicio suave practicado todos los días durante 30 minutos puede mejorar mucho las condiciones de la artritis. No obstante, no esperes milagros luego de sólo 2 o 3 días, pues esto tomará su tiempo.


Lo importante es que tengas perseverancia para continuar con el ejercicio hasta que aparezcan los primeros resultados.


A partir de ahí, todo será mucho más fácil para que puedas aprovechar los beneficios al máximo.


¿Qué cuidados hay que tener?

1. Observar el terreno

Especialmente las personas que tienen osteoartritis precisan observar muy bien el terreno. No deben caminar en zonas con pendientes, húmedas y accidentadas para prevenir caídas y resbalones.


2. Atención a la ropa y el calzado

Se recomienda llevar ropa y calzado apropiado. El calzado deportivo es el mejor para caminar y la ropa deportiva deja el cuerpo más cómodo para llevar a cabo todos los movimientos. Evita los pantalones muy largos o con la boca demasiado ancha para no tropezar.


3. Elimina el sobrepeso

Si tienes algunas libras de más, es muy recomendable que hagas una dieta para bajar de peso. No podemos olvidar que el exceso de peso puede aumentar el riesgo de forzar demasiado las articulaciones de las rodillas.


Por supuesto que la caminata te ayudará a quemar calorías extras, pero si tienes demasiado sobrepeso es mejor que lo complementes con una dieta sana.


Algunas consideraciones sobre esta enfermedad

Ahora sabemos que caminar puede ayudar a fortalecer las articulaciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, para aquellos con una muy dolorosa u obstinada artritis, esto puede no ser suficiente. Si este es tu caso, es muy probable que también necesites hacer un tratamiento para reducir la inflamación y aliviar el dolor, así que, es aconsejable que lo converses con tu médico.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

Con Happhe APP tener una consulta médica y controlar tu salud nunca ha sido tan fácil... ¡además ganas premios!

¡Descárgala GRATIS ahora!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Twitter Icono blanco

©Happhe 2020